Skip to content
10proceso

Descúbrelo todo acerca del proceso técnico

Definición de proceso técnico

Si las finanzas, la administración y las manufacturas son lo tuyo, no puedes dejar de checar este post. De hecho analizamos un tema que todos deberíamos conocer, porque forma parte del mundo en el que vivimos y –en realidad- tiene a las personas como uno de los puntos centrales de la cadena. Estamos haciendo referencia al proceso técnico: aquí te contamos qué papel juega para la industria, cuáles son sus fases específicas y mucho más.

No te muevas un instante de la pantalla ni pierdas tiempo en otras páginas web donde no encontrarás los resultados que estás esperando. Somos la plataforma virtual N°1 si de procesos se trata, y vamos a demostrártelo. Procuramos poner a tu disposición información de alta calidad unida a enlaces directos a fuentes de consulta confiables.

Y ahora sí: finalizada la sección introductoria, aboquémonos de lleno a hablar sobre el proceso técnico y sus especificidades. Seguramente encontrarás aspectos de tal proceso que no conocías o que ahora podrás perfilar con mucho mayor detalle en tu mente.

¿Qué es un proceso técnico?

Empecemos por dar una definición precisa de la expresión que nos ocupa en este post. Se le llama “proceso técnico” al conjunto de operaciones ordenadas y sistemáticas que ocurren en un marco temporal determinado y que está formado por distintas etapas sucesivas que son fundamentales para fabricar un nuevo bien material.

Prácticamente toda industria que apunte a manufacturar un determinado producto, recurre a un cierto proceso técnico para cumplir con este objetivo. Por otra parte, tales procesos también resultan fundamentales para mejorar el rendimiento de la compañía a todo nivel (optimizan los métodos de extracción y transformación de materiales brutos en bienes aptos para ser consumidos por el Hombre).

Tal proceso no siempre es de orden material; en efecto, en muchas ocasiones no hace referencia a una serie de pasos sucesivos específicos para elaborar un bien, sino a otros componentes del proceso como por ejemplo la revisión de la calidad o la administración de la compañía en general. Con “técnico”, en verdad, hacemos referencia a algo que ya está establecido, bien delimitado y que es propio de un ámbito del quehacer humano.

El proceso técnico, justamente, mantiene un haz de técnicas específicas: metodologías precisas destinadas a hacer algo, a conseguir un objetivo determinado. Por otro lado, hablamos de “proceso” porque es un fenómeno compuesto de una serie ordenada de pasos que no se deben alterar ni omitir si se desea llegar a una meta dada.

Por último, es importante tener en cuenta que no existe una única categoría o tipo al respecto, sino que todo proceso técnico encaja en una de las posibilidades que analizamos en el siguiente apartado. Establecemos una categorización de este proceso para que sepas cuáles son las vías por las que se puede concretar y qué objetivos se persiguen en cada caso.

Tipos de proceso técnico

Creemos fundamental distinguir las clases o variantes del proceso técnico que se pueden presentar, para brindar más especificidad al tema que estamos analizando. No todos los procesos de producción se llevan a cabo de la misma forma ni brindan los mismos resultados, como podrás apreciar a continuación.

Industrial

Prácticamente cualquier industria necesita de un proceso técnico para llevar a cabo la fabricación de un bien o servicio. Este garantiza que la cadena de producción se concrete de manera ordenada, armónica, sincronizada y sucesiva. De esta forma, su objetivo fundamental es conseguir extraer un cierto material en bruto o transformarlo para crear un artículo de consumo determinado.

En otras palabras, con el proceso técnico industrial los materiales son modificados para volverlos productos que luego se pondrán a disposición de las personas para su aprovechamiento. Normalmente, tales bienes proceden de materiales minerales, vegetales o animales. La mayor parte de las personas, cuando piensan en conceptos como planta, fabricación, producción o elaboración, suelen tener este tipo de proceso representado en la mente.

La industrialización es el típico caso de la generación de los bienes que se colocan en el supermercado y que todos nosotros conocemos.

Ejemplos de proceso técnico
Industrialización y proceso técnico

Por otro lado, un proceso técnico demanda la utilización de máquinas específicas, sistemas tecnológicos ad hoc y fuerza de trabajo (mano de obra especializada) para permitir la producción de los bienes requeridos. Por supuesto que la elección de todos estos ítems depende de la rama de la industria específica y el nivel de producción que se necesite alcanzar (a medida, por lotes, en masa, etc.).

Artesanal

El proceso artesanal se vale de herramientas y técnicas de corte tradicional para elaborar un determinado bien, pero lo que lo distingue más que nada es la intervención de la mano del hombre en la fabricación. El producto obtenido suele ser una “artesanía” y el proceso técnico necesario para lograrla generalmente es de corte manual.

El volumen productivo es bastante menor y las piezas creadas suelen ser únicas o exclusivas. Cada producto se distingue ligeramente del otro y a menudo contiene un intrínseco valor cultural. Por otra parte, es importante apuntar que este tipo de proceso suele demandar más tiempo en comparación con los demás.

Administrativo

Tal vez no imaginabas que la administración podía constituir un proceso técnico, pero así es. Gracias al mismo, las empresas pueden llevar a cabo todas sus actividades de manera ordenada y sucesiva. Esto permite solucionar problemas inesperados, concretar la elaboración de bienes de la forma más provechosa en términos de tiempo y dinero, y lograr la máxima eficiencia posible dentro de la organización.

Como seguramente sabes, todo proceso consta de una serie de eslabones esenciales que dependen unos de los otros. Si un eslabón se rompe, implica el corte de toda la cadena; por eso es importante que, sea cual sea el proceso que se escoja, se respeten sus pasos y no se altere su orden. Esto es igual para el proceso administrativo tanto como para cualquier otra clase de proceso.

Proceso técnico: otra clasificación

Si bien en el apartado anterior vimos los tipos de proceso técnico que suelen considerarse al interior de una organización comercial, lo cierto es que no todos los autores coinciden con esta taxonomía y algunos de ellos proponen una clasificación diferente. En este caso, lo que se considera es el área específica de aplicación de cada uno.

Procesos de manufacturas

Tal como su nombre lo indica, son responsables de la elaboración en fábrica de distintos productos para el consumo humano. Se encargan de modificar los materiales en bruto (materias primas) para transformarlas en diversos artículos.

Cabe aclarar que en la fabricación de manufacturas suele intervenir la mano del hombre, en forma de operarios y personal de control que constituye la primera fuerza de trabajo al interior de una organización comercial dada.

Procesos de control de calidad

Estos se relacionan con la verificación cualitativa de algo que ya se produjo. Tal proceso técnico hace comparaciones, delinea protocolos, realiza juicios de valor y predicciones o estimaciones que apuntan a asegurar que el producto final a introducir en el mercado, cumpla con los requisitos de calidad esperados.

Por lo general, los mismos recurren a técnicas de medición para establecer, en forma numérica y objetiva, aquellas condiciones que tiene que cumplir un bien para ser considerado “apto” para su lanzamiento oficial al mercado consumidor.

Cambio e innovación

Aquí, el proceso técnico se orienta específicamente a mejorar los productos y la industrialización en general; para eso analiza la manera en que es elaborado cada artículo de consumo. Asimismo, el cambio y la innovación intentan diseñar nuevas vías para manufacturar los mismos bienes de manera más sustentable, eficiente y rendidora. También se busca que los productos satisfagan más profundamente las necesidades de los clientes.

Si un producto no mejora con el tiempo y no cambia, deja de ser comprado por los consumidores, quienes se aburren, esperan mejorar su calidad de vida constantemente y ven generadas nuevas necesidades de consumo a través de las campañas de publicidad. Por eso este aspecto resulta crucial para la supervivencia de una marca.

Ejemplos del proceso técnico

Como siempre aclaramos en nuestros artículos, de nada sirve quedarse allá lejos en las nubes de la teoría si no es posible bajar los temas a la realidad cotidiana. Es fundamental que tengas una noción precisa de la utilidad de cada proceso: para qué fue diseñado, cuál es su valor, en qué ámbitos se aplica, etc.

Bajo esta premisa, en el siguiente apartado te mostramos varios ejemplos prácticos del proceso técnico. Podrás comprobar que es un aspecto que se puede aplicar a la realidad diaria y que es más habitual de lo que imaginabas.

  • El ingreso de libros a una biblioteca consta de una serie de pasos específicos: sellado, inventariado, registro, etc., como así también la forma en que se presta al público y se devuelve.
  • La confección de los documentos de identidad en cualquier país (acta de nacimiento, cédula de identidad, etc.) implica un proceso técnico porque se deben llevar a cabo distintas actividades muy precisas hasta obtener el resultado material final.
  • La mejora de uno de los eslabones de la cadena productiva, en la industrialización de una X materia prima, representa un proceso técnico en particular. Por ejemplo, en la fabricación de muebles de madera se encontró que se podían utilizar remaches más firmes –de mayor calidad- y que si los mismos se aplican de otra forma durante la etapa de ensamblado, el resultado final era un mueble de aspecto más prolijo y mayor estabilidad.
  • La fabricación de botines de mujer en una planta, tiene que seguir una cadena productiva que va desde el corte de la suela a partir de una plancha hasta la inserción de los cordones a mano por parte de operarios.
  • La planificación de las actividades a llevar a cabo por parte de una empresa, su articulación y monitoreo constituye un todo que podemos denominar “proceso técnico” (planeación, organización, control, etc.).
Cómo hacer un proceso técnico
Ejemplos de un proceso técnico
  • La traducción de documentos desde un idioma a otro (por ejemplo, desde el italiano al español) necesita un procedimiento específico que incluye la lectura, la búsqueda de palabras en el diccionario, la proposición de equivalencias semánticas, la revisión, etc.
  • La elaboración de repostería artesanal también requiere de procesos específicos en cuanto a las técnicas de horneado, batido, templado, amasado, etc. de materias primas y en relación al armado de postres o tartas.

Bueno, acabas de ver un listado bastante ilustrativo de lo que representa un proceso técnico, con distintas posibilidades de aplicación. Esperamos que la caracterización y clasificación realizadas, así como también los ejemplos que hemos brindado, te ayuden a clarificar el tema y tener un panorama más completo del mismo.

En fin, no olvides compartir este post en las redes sociales que usas habitualmente ni de puntearlo si te ha gustado. Por otro lado, te invitamos a continuar leyendo otros artículos de nuestra web para enterarte sobre muchos más procesos de distintas categorías.