Skip to content
10proceso

Conoce en qué consiste el proceso de reclutamiento

Características del proceso de reclutamiento

Tal vez, “reclutamiento” te suene a algo así como la captación de soldados para una guerra. Sí, el concepto surge del ámbito bélico, pero actualmente se aplica a otro muy diferente que es el laboral. “Proceso de reclutamiento” es una expresión bastante común en el mundo del trabajo y en este artículo te contamos por qué. No te pierdas de este análisis y aprende lo que necesitas saber sobre el tema.

Aquí obtendrás la información de calidad que estabas esperando. De la mano de un equipo de profesionales, trabajamos codo a codo para brindarte datos precisos y explicaciones sencillas acerca de los procesos que más te interesan. En este caso, hablamos sobre el proceso de reclutamiento, su definición, principales rasgos, etapas y aplicación. ¡No te muevas de la pantalla!

Qué es el proceso de reclutamiento

Vamos a ponerlo en términos concretos: se trata de aquel conjunto de acciones precisas -cuando hay un vacío en determinado puesto de trabajo (uno o varios) en una empresa- por el cual se buscan candidatos que presenten el perfil laboral ideal.

Quizá se pudiera pensar que el proceso de reclutamiento es esporádico y que se lleva a cabo única y exclusivamente cuando se necesita personal para un X puesto en una organización. No obstante, el mismo tiene que ser continuo y mantenerse abierto, para poder atraer y captar candidatos idóneos en función de vacíos de personal tanto presentes cuanto previstos.

Por otra parte, las características y movimientos del mercado de trabajo condicionan mucho tal fenómeno. Asimismo resulta esencial tener en cuenta que el proceso de reclutamiento no constituye una acción aislada o particular. Se compone de varios hitos, todos muy importantes:

  • Conformación de un archivo de CVs (Curriculum Vitae) para consultar en caso de que se necesite nuevo personal.
  • Ofrecimiento de la versión impresa de la solicitud o pedido de empleo, para aspirantes que se presentan de forma espontánea. Esto es bastante habitual porque permite ordenar la información del candidato y verificar rápidamente si se adapta o no a las necesidades de la empresa.
  • Establecimiento de relaciones de cooperación con institutos de enseñanza superior, profesional, técnica, etc. Los centros educativos pueden hacer vínculos entre los alumnos o egresados y las distintas entidades que requieran fuerza laboral.
  • Constante verificación de las transformaciones de la bolsa de trabajo (en términos cuali y cuantitativos).

Todos estos ítems generan una necesaria articulación entre las empresas y la sociedad, lo cual evita el desperdicio de dinero y tiempo en el proceso de reclutamiento. Se busca que el mismo brinde los máximos resultados posibles haciendo efectiva la inversión. De esta forma, la organización en cuestión consigue cumplir con los objetivos que trazó al comienzo de su plan económico anual.

Al momento de llevar a cabo un proceso de reclutamiento, hay varios factores que se deben tener en cuenta. En primer lugar, la empresa debe ser capaz de determinar concretamente sus necesidades de personal y los medios de difusión de la oferta laboral que quiere utilizar para cubrirlas.

Por otra parte, debe considerar la posible localización geográfica de los candidatos y en qué sitios se desempeñarán; el salario que está dispuesta a pagar por el trabajo y los beneficios sociales que lo acompañarán; la época o fecha límite de tiempo para la cual debería estar cubierto el puesto; el costo total del proceso de reclutamiento y su eficacia, expresada en función de la cantidad de candidatos presentados.

En caso de que la organización encuentre una baja respuesta de parte del mercado laboral, debe revisar sus procedimientos para tratar de implementar nuevas estrategias que redunden en la captación satisfactoria de perfiles técnicos o profesionales. Puede suceder que se presenten pocos aspirantes o que la mayoría no cumpla con los requisitos necesarios para el puesto en términos de calificación, experiencia, etc.

Buscar trabajo: proceso de reclutamiento
Etapas del proceso de reclutamiento

Fases del proceso de reclutamiento

Como seguramente sabes, todos los procesos están conformados de una serie de pasos, etapas o fases que es necesario cumplir de manera sucesiva para llegar a un objetivo o resultado final. En particular, el proceso de reclutamiento se compone de los siguientes estadios:

  1. Una profunda investigación del mercado laboral.
  2. La confección de una lista de la cantidad de puestos a cubrir y el tipo de personal idóneo para hacerlo.
  3. La ejecución propia del proceso de reclutamiento, de acuerdo a distintos parámetros:
    • El ámbito geográfico que involucra.
    • La determinación de las personas responsables de su puesta en marcha.
    • Los recursos y medios a utilizar.

Con el cumplimiento estricto de estas etapas se consiguen varias ventajas, como por ejemplo, una eficaz difusión de la información acerca de la demanda de trabajadores y una mejor correspondencia entre las expectativas de los aspirantes y la realidad del mercado laboral, ya que pueden conocer bien a la organización y sus requerimientos.

Por otra parte, gracias al proceso, el candidato presenta más chances de conocer a fondo lo que implica cada oferta y corroborar si su perfil se adecua a la misma o no. En consecuencia, la convocatoria genera una presentación de aspirantes más ajustada a las características del puesto abierto. En suma, esta situación permite ahorrar tiempo y dinero a la hora de buscar personal.

Ahora que hemos visto los pasos típicos del procedimiento laboral que nos ocupa, es momento de clasificar las distintas categorías que existen para el mismo. Podrás obtener esta información en el siguiente apartado.

Tipos de reclutamiento

Debemos considerar que existe más de un tipo de proceso de reclutamiento, al menos desde un sentido laboral o profesional. Efectivamente, el mismo puede ser externo o interno:

Reclutamiento externo

Es el típico protocolo de captación de personal desde el exterior de la empresa. La entidad incorpora nuevos trabajadores a su planta. Normalmente pensamos en esta categoría cuando hablamos del término “reclutamiento”.

Reclutamiento interno

Es menos conocido que el anterior, pero de todas formas es fundamental. Consiste en los movimientos de personal al interior de la organización. A su vez, este puede darse por 2 vías diferentes:

  • Rotación: algunos empleados intercambian sus puestos, sin ascender ni descender de puesto laboral. De alguna manera, se mueven de forma “horizontal” al interior de la empresa.
  • Promoción: es el clásico caso de ascenso laboral. Un empleado que ha mantenido un buen desempeño es trasladado a un puesto de mayor jerarquía y salario. Podemos decir que estos trabajadores se mueven en un sentido “vertical” en la organización.

Ciertamente, cuando hablamos de “proceso de reclutamiento” la mayoría de nosotros piensa en la búsqueda e incorporación de nuevos candidatos a la organización, es decir, pensamos en la categoría externa. En este sentido ¿cuáles son las fuentes principales de reclutamiento? Las nombramos brevemente a continuación:

  • Base de datos interna: a lo largo del tiempo, la empresa va conformando un gran archivo de CVs y solicitudes de personas que han aspirado a un puesto laboral en un momento dado. Esta información puede ser una buena fuente para encontrar perfiles adecuados.
  • Avisos publicados en la web de la misma empresa o en su tablón de anuncios: en este caso, es posible que la medida tenga baja difusión con respecto a otros canales.
  • Propuesta de nuevos candidatos por medio de otros empleados: consiste en una estrategia efectiva y de bajo costo para que los mismos miembros de la organización recomienden personal.
  • Redes con sindicatos: se trata de agrupaciones de trabajadores de un sector específico, que suelen ofrecer –entre sus diversos beneficios- una bolsa de empleo a sus asociados.
  • Contactos con otras entidades: a veces, empresas asociadas o colaboradoras necesitan personal –temporal o permanente- y en este sentido las entidades se ayudan recomendándose personal o compartiendo información sobre candidatos.
  • Bolsas de empleo en la web: sin dudas, consisten en uno de los recursos más utilizados para presentar solicitudes de personal o buscar trabajo.
  • Centros de capacitación técnica o profesional: aquí las empresas pueden obtener perfiles especializados y muy concretos para los puestos de trabajo que requieren cubrir. Normalmente se les brinda información sobre oportunidades a alumnos avanzados o egresados recientes que buscan insertarse en el mercado laboral.
Cómo hacer un proceso de reclutamiento
Medios para el proceso de reclutamiento
  • Empresas que representan a la competencia: en este caso, el proceso de reclutamiento se encuentra dirigido a la incorporación de directivos.
  • Anuncios clasificados en diarios y revistas: en la actualidad este medio está en franca decadencia, debido a su alto costo y bajo impacto. Cada vez menos personas leen prensa escrita y cada vez más se vuelcan a los medios digitales.

Acabas de conocer las principales características del proceso de reclutamiento: dónde se lleva a cabo, los tipos o clases que existen, los medios de difusión de tal evento y las ventajas que trae aplicarlo en forma ordenada. Esperamos que este post te haya servido para incrementar tus conocimientos sobre el mundo laboral.

Ya es hora de despedirnos; de todas formas, no dejes de consignar tu comentario al pie del artículo ni de seguirnos por las redes sociales que más te gusten, para que continuemos en contacto. Nos encanta tener la opinión de nuestros lectores y asistirlos en todo lo que nos sea posible. ¡Hasta la próxima publicación!